lunes, 4 de octubre de 2010

Unípara

Reconozco que últimamente parece que una fuerte llamada de maternidad llama a mi puerta. No sé si será la edad que ya empieza a advertirme que estoy en el límite (cada vez más flexible, por cierto) o que mi peque deja de serlo, o que mi casa es más grande y quiero llenarla de niños correteando por ella, o que yo me siento más preparada... no sé que será, pero últimamente la idea de volver a ser madre, me ronda como una hiena a su carroña (el ejemplo es más gráfico que adecuado).
Sin embargo, me temo que por exigencias del guión me quedaré con las ganas...
Si volviese a ser madre, quisiera tener la certeza de que tendría el mismo tiempo que dispuse para mi primer hijo, quisiera tener una economía estable (y no me refiero a grandes lujos, sino al mero hecho de llegar a fin de mes), que mi trabajo no corriese riesgos si tuviese que pedir alguna reducción de mi ya reducida jornada o ¿por qué no? una excedencia... y si además le unimos el hecho de "Uno quiere, otro no", presiento un futuro "uníparo" más por obligación que por convicción y eso es algo que me pesa, al menos hoy.
Aunque quizá esto que me pasa, más fisiológico que "lógico", sea algo parecido a la fiebre, que cuando se va, es como si nunca hubiese existido.
Por lo pronto, esta sensación es lo suficientemente importante como para ponerla en cuarentena mientras leo vuestros comentarios :)

8 comentarios:

Rose Holiday dijo...

Gemma,tengo 38 años,acabo de perder otro embarazo y ya van dos.
A ver,sin dramas.
Tengo 38 años y llevo escuchando la llamada de la selva desde que mi enana tenía 10 meses,lo que pasa es que pensaba como tú y además,mi Pichón tamopoco quería.
Cuando nos hemos puesto de acuerdo parece que la cosa ya no funciona.
Si lo deseas con ganas ,tenlo,tía,con dos ovarios...la vida no te va air tan tan mal que no tengas con qué comer,piénsalo así y además un hermano es un tesoro.
:)

Rose Holiday dijo...

Y por cierto...eso de "uno quiere otro no"..convéncelo,nena,convéncelo...
:)

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

¡Qué te voy a decir yo hija mía!


Tenlo mujer, tenlo. Aunque no sea con él.

Merce dijo...

debe ser cosa de la edad, tengo los mismos pensamientos que tú, y pienso como Rose, un hermano es un tesoro.

Mi peque desea un herman@, y la vida da mil vueltas, la situación perfecta no existe, porque todo puede cambiar en décimas de segundo.

ya nos irás contando ...

Ana María dijo...

Siempre es mucho más facil si te acompañan en la decisión. Y, en éste caso, no parece ser así. Uhmmm... ¿Convencer en relación a algo tan importante?... Esto, o lo quieres de corazón o, sencillamente, no lo quieres. Todo lo demás, impostura. Sugerencia: si lo deseas..., ¡ÁNIMO!. Que ningún miedo o aprensión mundana te frene. Un beso de mami a mami.

Superwoman dijo...

Hala, voy a confesar que soy una abusona porque teniendolo todo (o sea, dos) me quedo con la espina del tercero. No es que no queramos, es que actualmente la vida nos supera a los dos...
Un supersaludo

Ciudadana Coja dijo...

Hola a todos! ¡estoy sorprendida con tanto comentario!
Lo cierto es que es un tema peliagudo, estoy con los que piensan que algo así debe ser cosa de dos... y si no, la verdad es que no soy de las que intentan convencer solo porque yo pienso que es lo que me apetece...
Pero bueno, tiempo al tiempo.
Un beso y gracias por pasaros :)

Anónimo dijo...

tengo un hijo de 4 años y no queria para nada un segundo hijo, mi marido me convencio, pq para el un hijo unico era poquito (tiene 6 hermanos) y ahora hace 4 meses q tengo una niña preciosa, estoy encantada y su hermano mayor más y ojala lo hubiera tenido antes, eso si, me planto. pero creo q para los niños cuando son mayores tener hermanos es importante.
MARGA