martes, 5 de mayo de 2009

TEMPUS FUGIT

Te hablaré...
... De mi alma temblando como las cuerdas de un arpa de recién tocada melodía.
Quebradiza como el silencio al caer el vidrio sobre el suelo.
Soy lo que me queda por ser.
... De mi espíritu aullando al lobo que aúlla a la luna llena.
Frágil como la crujiente hoja caduca derrumbada por el otoño.
Fui mi pasado, pesada carga sobre estos caídos hombros.
... De mi vida vibrando como el agua contenida en un vaso agrietado.
Fugaz como la estela del cometa.
Siendo el hoy de efímeros segundos.
Te susurraré...
... Que me aprietes fuertemente en el chasquido de tu lengua.
... Que me abarques cuanto quepa en tus manos.
... Que me sorbas con cada trago de anhelo.
Porque no sé cuánto tiempo podré reflejarme en tus ojos.
Ni por cuánto tus ojos reflejarán mi imagen.

2 comentarios:

Rose dijo...

Precioso...como todo lo triste,como las despedidas que no tiene vuelta atrás....maldito viaje que dura tan poquito...
Un abrazo;)

LUCIA-M dijo...

¡ME ENCANTA ¡!!
Que bonito y dulce sentido uff.
Aunque corto y sensual

Un besazo