jueves, 10 de junio de 2010

Nudos en el tronco.

Me he querido saciar de ti,
como el pozo que retiene el agua de su arroyo subterráneo.
Y he desgajado el aire con mis manos,
creando un espacio para ti en cada partícula.
Te he dado tanto hasta quedarme seca por dentro,
como el desierto conteniendo infinitos espejismos.
No era yo quien tenía que atraparte,
ni ser pétalo de rosa en tu turbada mejilla.
Ni me buscabas a mi cuando acercabas tu mirada a mi cuerpo.
Ni me quisiste encontrar nunca.
Me desgasté los zapatos yendo tras de ti
mientras tú escapabas por caminos empedrados.
Y me dejé el alma en cada huella pisada,
marcada por el mutismo de tu boca.
Esos labios que no hablaban para mi,
ni me besaban conscientes de mi presencia.
Me he querido cubrir de ti,
como el cuerpo que busca el arrullo de la cálida manta.
Y he encontrado la penumbra
de una casa abandonada y vacía
sin nada más que las ventanas sosteniendo el marco sin pared.

6 comentarios:

Rose Holiday dijo...

Precioso y emotivo...pero...¿va todo bien??(quiero creer que el sentimiento es ajeno,aunque esté tan interiorizado,que es porque eres una gran poeta ;)just in case....

un abrazo :)

Ciudadana Coja dijo...

Hola dear!
Sí, todo bien, menos el stress, ya sabes.
Últimamente escribo más en boca de otros que en la propia. Mucha gente me inspira lo que escribo y sí, menos mal que esta vez no se trata de mi... yo estoy en una fase más, digamos, erótica :)

Papalobo dijo...

Hummm, poesía con el café mañanero. Al final me vas a hacer que me acostumbre, jajajaja.

P.D: me alegro que estés menos estresada, de la fase "erótica" supongo que habrá alguien que se alegrará mucho más jejejeje.

Un saludo

Isa dijo...

Divino, ciudadana... me ha estremecido.
Me alegro de tu fase erótica... no hay nada mejor contra el estrés.

Chelo dijo...

poesia para combatir el estrés, buen remedio! y lo otro, pues mejor!

Ciudadana Coja dijo...

Jajajaaja!
Pues debe ser que al final el estrés no va a ser tan malo. Después de todo, activa partes importantes de mi cerebro ;)