lunes, 12 de julio de 2010

Todo llega.

Me siento como si durante un año hubiese ido montada en un vehículo a 200 km/h y hubiese frenado de golpe y en seco. Aún noto las secuelas de ese parón.
Pensé que iba a estar eufórica por haber sido capaz de manejarme entre tanto acontecimiento, sin embargo ahora noto que necesito un tiempo para adaptarme a la nueva situación. Ya no tengo que dedicar mis espacios a estudiar, ya no tengo que quitarme horas de sueño o aprovechar cada hueco para organizar apuntes o aclarar dudas. Ahora, toda mi energía es para mi y para quien yo quiera compartirla.
De momento, sigo teniendo una mudanza pendiente que me quitaré en siete días y después... después quién sabe.
Por lo pronto, empezaré a ponerme al día con los blogs :)

6 comentarios:

Superwoman dijo...

Enhorabuena, cuando acabes con todo, relajate, disfruta y toma tiempo para ti, que de verdad es necesario.
Un supersaludo

Papalobo dijo...

Me alegro que por fín llegue ese merecido momento de relax. Supongo que lo que sientes es el golpe dfe todo el stres acumulado durante este tiempo. Pero eso se cura con largas siestas, buena comida, buena compañía y mucho sol.

Una semanita más y a descansar!!!!

Un saludo

Rose Holiday dijo...

Bufff,recuerdo esa sensación de alivio y vacío al mismo tiempo,todo se descoloca y de repente el tiempo aparece enorme...recuérdo también la sensación de vértigo...
Descansa,te lo has ganado, y ¿¿preparas la mudanza?? eso es bueno,nueva vida,nuevas páginas,nueva ilusión....
:)

Ana dijo...

Enhorabuena!!!! Disfruta de esta nueva situación, que parece que te la has ganado con creces...

Lola dijo...

Ahora toca descansar y disfrutar, cuesta un poco cuando se acaba todo pero seguro que el esfuerzo ha merecido la pena, besos

Anónimo dijo...

Por fin has vuelto!!!!, me gustan tus historias personales. ahora a relajarte y disfrutar de tu familia