domingo, 27 de marzo de 2011

Antinaturaaaaaaaaaaaalllllllll

Nunca me había posicionado al respecto del cambio horario... nunca he sabido muy bien si me venía bien o mal. Recuerdo que en mi época universitaria muchas amigas despotricaban porque durante unas semanas estaban vueltas del revés con los horarios... pero sinceramente, yo siempre he sido muy flexible a los cambios, me he adaptado muy bien a casi todo. Sin embargo, según va pasando el tiempo, mi tendencia es más hacia el NO... ¡¡¡NO al cambio de hora!!! (dicho así, parece una postura tomada ante algún debate Nacional) Y es que yo, os lo digo de corazón, desde que tengo hijo, esto de cambiarle una horita todas sus "rutinas" me lleva por la calle de la amargura cada invierno y cada primavera. Ahora mismo, por ejemplo, es la hora del baño, después la cena, un cuento y a dormir!! ¿y cómo lo hago? si acabamos de llegar de dar un paseo por el campo en bicicleta, con un aire limpio y un medio sol brillante: el cuerpo aún nos pide adrenalina, nos pide antes una siesta que ponernos el pijama para la hora de dormir, el estómago está dispuesto antes a una merienda con pan y nocilla que a la cena... Por algún motivo, la hora de la tarde se nos ha esfumado para dar paso a una noche llena de luz y de niños jugando en el parque... Ahora que vivimos en un pueblo grande, confío más que nunca en la sabia naturaleza. Los pájaros cantan por la mañana como siempre, sean las 7, las 8 o las 9 de la mañana, las liebres se van a sus madrigueras cuando va anocheciendo sin importarle mucho este cambio horario, de hecho, es el propio movimiento de la Tierra el que nos va brindando más horas de luz conforme se va acercando el verano, lo mismo ocurre en invierno, que los días son más cortos sin necesidad de acortar el horario... no lo entiendo, en España no le encuentro sentido a este cambio, ¡si somos un país de luz natural! no me creo mucho esto del ahorro de energía. Hasta hace unos días, yo, que me levanto a las 7 de la mañana, subía las persianas nada más despertarnos, ahora volveré a despertarme de noche y a tener que encender la luz :S y por la noche, tendremos que bajar las persianas para que el pequeñajo entienda "que es de noche" y que hay que dormir. No supondrá una gran lucha porque es de buen conformar... pero el paripé de que es de noche lo haré ¡por supuesto! Me pregunto cuántos habrá en mi misma situación y por supuesto, aunque no es un asunto de Estado, sigo pensando que lo más inteligente sería respetar los propios tiempos y ritmos que nos da la naturaleza. ¿Qué pensáis?

7 comentarios:

R.Holiday dijo...

Hoy me ha costado dios y ayuda despertar a mi madrugadora enana....y todavía tengo el jet lug del cambio,aquí estoy,azotadísima sin poder ponerme a trastear por casa,la maruja la tengo aún dormida asi que..¡¡¡estoy contigo!!!!

Melisa dijo...

Hoy ha costado un triunfo levantar al peque para ir al cole. "¡Estáis locos! si me queda una hora de sueño" parecía querer decirnos :)

Sunny dijo...

Pues que tienes toda la razón, aunque no me he enterado mucho de este cambio porque mi mente estaba en otros asuntos más importantes ( de salud de mi chica). Pero siempre he dicho que lo del ahorro de energía no sé de dónde se lo sacan...
Como ves otra vez la 1 y despejada, estoy en estado de alerta cada vez que da una vuelta en la cama.
Besinos.

Isa (im-perfecta y buenrollera) dijo...

Totalmente de acuerdo... es uno de estos casos en los que teniendo un churumbel lo acusas mucho más.
Y eso que a mí me encanta el horario de verano... yo me quedaría con este horario siempre :-)

Superwoman dijo...

Si, pero... en estos paises de miseria como el mio donde el sol sale de pascuas a ramos, es una de las pocas oportunidades de encontrarte la luz del dia cara a cara cuando te despiertas.
Sunny, hay varios estudios que prueban que de ahorro de energia, cero. Supongo que ya es mas tradicion inamovible que otra cosa... o como he dicho, evitar los suicidios depresivos en el norte.
Un supersaludo

Ciudadana Coja dijo...

Pensé en ti SW cuando escribía ésto :D pq aquí en España ya sé qué impacto tiene... al menos el mío propio lo sé.
Chicas!! ya llevamos casi una semana ¿cómo vais? pq yo no acabo de acostumbrarme. Creo que este año ha sido el peor.
Uf!
Besos Rose, Mel, Sunny, Isa... SW.

Chelo dijo...

A mi siempre me ha pasado como a ti, me amoldo fácilmente a los cambios y más a los de hora. Pero con niños ya la cosa cambia, yo también me he visto en la situación de ¿las acuesto ya? y las niñas saltando en la cama una hora... pero como a Isa, me flipa el horario de verano, es el que más se ajusta a mi ritmo biológico... o como se diga ;-)