lunes, 6 de febrero de 2012

ES NIÑA !¡

... Y prometo no generar demasiadas diferencias en cuanto a género... aunque tampoco seré como esos padres que ocultan el sexo de sus hijos para no crear ninguna predisposición por este tema en cuanto a su comportamiento.
¡Es niña! - esto es lo primero que he dicho al llegar al trabajo.
¡Qué bien! - ahora ya podrás empezar a mirarle vestiditos... y comprarle toooooodo rosa.
¡Rosa??, ¿vestiditos??!- he pensado.
Uf! me temo que yo nunca he sido ese tipo de "niña". Yo he sido más bien tirando a brutota... y no en sentido despectivo... brutota comparándome con otros "niños". Siempre me ha gustado jugar a lo "bestia". Me recuerdo en la Finca de mi abuela tirándome entre la "cebada", lanzándome a la "alberca" sin saber apenas nadar, cogiendo a los gatillos que se me lanzaban cual tigres hambrientos, soltando a los perros porque me daba pena verles atados, metiéndole la mano en la boca a los becerros y cogiendo huevos mientras espantaba a las gallinas y a la edad de 4 añitos, con las manos cortadas de tanto meterlas en el frío y callos en los pies por andar descalza por ese camino manchego de la Finca ... vaya! bastante asilvestrada.
Nunca me gustó hacer corrillo en el patio del colegio para hablar de la Música de los 40 Principales y de lo bueno que estaba David Sumers, ni tampoco estaba al día de moda, ni peinados... Y aunque de verdad intentaba integrarme al máximo, me aburría tremendamente y me perdía en estas conversaciones de mis compañeras, conversaciones para mi anodinas que se iban diluyendo en el recreo mientras mi mente se escapaba hacia otros lugares en los que yo aprendía a montar a la Yegüa que tenía mi tío en la Finca, con nombre Sultana y con la que finalmente troté aprendiendo a montar a pelo mientras ella pastaba tranquilamente entre las alpacas.
Me he sentido más cómoda con mis primos y mi hermano y sus amigos que con el resto de mis congéneres féminas... no sé por qué y tampoco le busco una explicación.
Con mi hijo es prácticamente lo mismo que con mi hermano: nos entendemos, simplemente. Mi peque y yo nos llevamos bien, somos como el guante a la mano. Me gusta su conversación, sus reacciones, sus juegos, sus inquietudes... muchas veces, cuando se le rompe algún juguete, acude a mi para que se lo arregle... incluso a su padre, alguna vez que se la he roto algo le ha dicho "dáselo a mamá, que ella sabe arreglarlo"...
Y os parecerá una tontería, pero sin querer caer en "rollitos" machistas y feministas, el hecho de saber que voy a tener una "nenita" hace que me sienta en cierto modo insegura.
¿Seré un buen modelo para ella?
Espero que sí... y espero que esta "tontería" que me entró en el cuerpo se disipe tan pronto como mis hormonas se centren un poco.

9 comentarios:

Holiday Mist dijo...

Ajaaaaaa,lo sabíaaaaaa!!!!!!!

Será una amiguita genial,relájate y no tengas miedo,si eres una mamá modelo!!!!!

Y del rosa,ya ves, mi hija es una princesita repolluda y yo..un cabestro :)pero la dejo ser ella misma,que de eso se trata.
Enhorabuena!!!

Ciudadana C dijo...

:) jejejeje. Gracias Rose... ains, estos miedos "tontines" que se agarran cual lapilla eh? La verdad es que ayuda bastante tu opinión...

Isa JMoya dijo...

¡Enhorabuena! A mí me pasa un poco como a ti... nunca he sido una niña princesita. Siempre he jugado con niños y también me entiendo a la perfección con mi 'machote' de año y medio... Me encantaría tener una niña. Y creo que sería un excelente modelo para ella (o al menos digno). Como lo vas a ser tú.

Chelo dijo...

pues claro mujer, claro que lo harás genial...yo tengo dos niñas y me han salido una princesita y la otra más bien "asilvestrada" por usar tu mismo adjetivo jajaja así que traqnui, que los modelos son importantes, pero al final tiene gustos propios (y que bien que así sea) y tu sabrás estar más que a la altura
un beso y enhorabuena de nuevo

Superwoman dijo...

Enhorabuena... pero agarrate que vienen curvas, yo era poco mas o menos que lo que tu cuentas (salvo en el punto de D. Summers, no se que tipo de mosca me pico cuando le miro hoy en dia) y ahora tengo a Miss Barbie lo-quiero-todo-rosa-y-con-lazos-si-se-puede en casa.
Un supersaludo

Ana dijo...

Enhorabuena!!!! Yo también era bastante "chicazo", me he sentido muy identificada con tu descripción... y en cambio una de mis hermanas es delicada, fina, superfemenina, todo rosa, le gusta Disney (aún hoy con 28 años)... y nos crió la misma madre... Seguro que tú lo harás estupendamente, ya verás...

Lola dijo...

Enhorabuena por la noticia, no te agobies con lo de ser una mamá modelo para una niña eres madre y punto.
Lo bueno de esto es que vas a poder disfrutar la diferencia y es que los niños no son iguales a las niñas y eso es lo divertido, ser diferentes. Además ella será como quiera ser, independientemente de como seas tú. Por otro lado, al tener hermano va a saber relacionarse mejor con el lado opuesto.

Ciudadana C dijo...

Hola a todas :)
Pues gracias por vuestros comentarios y gracias por hacerme partícipes de vuestras experiencias personales.
Lo cierto es que ésto forma parte de los temores propios que surgen durante el embarazo... y cada una los identifica con sus propios miedos.
Ya veo que no fui la única "niña asilvestrada" y me alegra :)

Papalobo dijo...

Si yo tuviera una yegua con la que trotar (joer que mal suena eso) también pasaría de amigos.
No te puedo decir nada sobre la niña, salvo felicidades. Yo siempre quise niños porque si tuviese una hija como tu no habría problema, pero una rosa-todo-rosa-supermegaprincesa creo que terminaría conmigo en el psiquiátrico