lunes, 15 de junio de 2009

La soledad es esto

Siento que es el momento de estar a solas.
Y no me refiero a apartarme del bullicio
ni a dejar de caminar por las calles atestadas de gente.
No hablo de esa soledad apartada,
castigada al ostracismo.
No es solo la añoranza del silencio de un atardecer en pleno campo,
salpicado por el aletear de las cigarras.
Hablo de esos pequeños espacios de tiempo tan solo conmigo,
de ese sendero abierto en mi pecho,
camino preparado hacia un viaje interior.
Hablo de un momento sin influencias externas,
de un suspiro que deja hueco al aire para cavilar pensamientos
egoístas, egocéntricos, personales, autocompasivos.
Necesito la soledad del individuo nacido y muerto solo.
Esa pausa tranquila entre sonrisa y llanto,
ese extremo sin unirse a ningún otro.
Quizá necesito un espacio virtual sosegadamente ilimitado,
ese pequeño cubículo repleto de espejos donde solo pueda verme reflejada yo.
Y quiero hacer ese viaje sola,
aunque solo sea entre rato y rato
y de cuando en cuando.

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Se suele sentir eso.. aveces me pasar..
Bella reflexión...


Saludos fraternos con cariño
un abrazo

Besos

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Tómate unas cuantas gigas de ese espacio virtual que necesitas, y piérdete en un mar de pensamientos y reflexiones.

Un beso, y una distante compañía.

;)