martes, 2 de junio de 2009

VIVIR CON LA PÉRDIDA

Hace diez minutos escasos he recibido una llamada de mi madre. Mi abuela no consigue despertarse y en el hospital nos dicen que vayamos dándonos por informados de la gravedad de su estado. Le falla el corazón y no tiene fuerzas para abrir los ojos.
Hace tiempo que ella se va apagando poco a poco, la matriarca, la mujer que ha tirado de sus siete hijos, la que ha guardado caramelos siempre en los bolsillos del "mandil" para sus nietos y la que se ha sacado el dinerillo del "refajo" para dárselo a sus biznietos. La mujer que para mi es ya toda una gran protagonista de mi experiencia vital. La que me cuidó durante todo un año antes de empezar el colegio. Esa señora con pelo blanco, grandota, más alta y más fuerte que yo... Mi abuela se está yendo poco a poco y habrá un momento en que nunca más vuelva a verla.
Nunca he servido para superar con éxito las pérdidas y aunque el tiempo ayuda a que duela menos, siempre recuerdo con gran nostalgia a esos seres a los que tanto he querido y que tanto me han enseñado: mis abuelos. Cuántas veces he querido volver a abrazarles, cuántas veces me he reencontrado con ellos en sueños, cuántas veces he creído verles paseando por la calle.
Y ahora ELLA, ella es la última, la única que queda y siento un dolor inmenso en el alma solo de pensar que pronto abandonará este camino, que para ella le ha durado 93 años.
Y aunque es ley de vida, sigue siendo triste perder a aquéllos que conforman tu historia.

7 comentarios:

Rose dijo...

Mi última abuela-y la más especial para mí-se fue hace dos años ,con 96 primaveras...
su recuerdo vive conmigo,ella vive en mi,..pero qué razón tienes,qué duro resulta decir adios a esa parte de tu pasado que ya no va a volver, a esas personas que se bajan del tren de la vida y se quedan en una estaciónlejana que siempre recordarás con nostalgia.
Lo llaman "crecer",madurar....la vida misma.
Un abrazo,ya sabía yo que te pasaba algo......
änimo.

gemma.a dijo...

Thank you Rose.
:/ Una media sonrisa para ti... me encantaría que fuese entera...y te la mereces ¿eh? pero tiempo al tiempo, que hoy es un día triste.

Superwoman dijo...

Joer niña, estoy muy perdida pero te acompaño en lo que estas pasando... Mi abuela se fue con 67 años, demasiado joven y dejando un hueco demasiado grande en la niña que fui (tampoco sirvo para las perdidas)...
Un supersaludo

Rose dijo...

Esa sonrisa tuya entera seguro que se la llevará tu abuelina en su recuerdo...¡¡mucho ánimo y todo el amor del mundo!!!

Cris dijo...

Ciudadana, seguramente ella se está dejando ir, por eso no quiere abrir los ojos. Si tienes oportunidad, susúrrale al oido todo eso que escribes. Te lo agradecerá :-) Pero ella terminó su vida y, por lo que he podido entender, con mucho éxito. Te esperará y os dareis un gran abrazo y os volvereis a encontrar la siguiente vez. No es un adios definitivo ni mucho menos. Un saludo!

LUCIA-M dijo...

Espero que estés bien. Y que tu abuela. Si ya se marcho estará feliz
Se lo que duele una perdida tan grande. yo perdí muchos seres queridos ya
Siendo ellos muy jóvenes..
Un beso grande.

Nines dijo...

Hola guapa. A la única a la que yo he conocido tiene casi 103 años y cada día se apaga un poco más. Besotes y ánimo. Smuack! Por cierto, hace mucho que no te veo por la calle Madrid. ¿Quedamos una tarde de éstas? Nines