martes, 17 de noviembre de 2009

LA COMUNIDAD

(Pretendidamente sarcástico)

Querido vecino:

No me gusta que me interceptes en la escalera sin dejarme subir cuando voy con mi hijo enganchado a mi brazo, la compra, el bolso / maletín, los abrigos y los tacones, después de un estupendo día de trabajo. Te recuerdo que soy pluriempleada, opositora, que tengo a mi cargo un pequeñajo de 4 años que tiene unos horarios y que precisamente los lunes es un mal día para la conciliación de la vida laboral y familiar porque mi pareja no llega a casa hasta las mil y monas. No me gusta que me increpes que cambie en ese momento las bombillas fundidas y que ya cambié hace dos semanas pero véte tú a saber qué le pasa a la instalación
eléctrica del edificio que funde bombillas como yo parpadeo. Te podría hasta llegar a decir que cambies tú las bombillas con la punta de tu... pirulo, pero no lo hago porque respeto a las personas en general. No me gusta que me trates como tu sirvienta sólo por el hecho de haber tenido la mala suerte de ser la presidenta de esta Comunidad Horribilis.
No me gusta que me llames insistentemente al timbre de la puerta, mientras estoy haciendo la cena, con el niño en la bañera para gritarme que acabas de estar en la calle y acabas de ver que el cajetín del Gas Natural está abierto y corremos el riesgo de que algún malnacido le de por reventar el edificio (créeme que no tendremos esa suerte). A pesar de todo, te atiendo con una sonrisa más que contenida y reprimo mis ganas de agarrar el cuchillo jamonero y mostrártelo, sólo para ver si te das por aludido. Pero para ti, no es suficiente, este año somos los presidentes, tú eres un hombre ya mayor y quieres sodomizarme, porque si no, no comprendo tu afán de, a pesar de saber que estoy ocupada, insistir en que baje al portal para ver lo que tú ya me has contado. Tú, que a primera vista pareces un buen señor jubilado, eres el mismo demonio con boina. Quieres que deje a mi hijo solo en casa, en la bañera, que deje la cena en el fuego y baje a comprobar el cajetín del Gas Natural. Y como no bajo, me vuelves a llamar a la puerta cinco minutos después de decirte que no te puedo atender en ese momento, para que me encargue de llamar a una línea 902 con mi móvil y que no haga otra cosa en esa noche más que permanecer a la espera "porque todos nuestros agentes están ocupados y el tiempo de espera se estima en más de 15 minutos".
Sinceramente, no me gusta que tú me mandes ni me pidas explicaciones de por qué no puedo atender a la aseguradora por las mañanas. Te recuerdo que NOSOTROS TRABAJAMOS, sí, trabajamos fuera de casa porque somos jóvenes y no estamos aún jubilados... y si tú y toda la cuadrilla de vecinos que ya tenéis la suerte de haber cumplido en vuestras vidas tenéis todo el tiempo del mundo, podéis hacerme un favor, si queréis comprobar cada molécula volátil del edificio, por mi bien, si queréis aseguraros de que el portal está bien alicatado, por mi bien y si queréis meteros en el cuarto del contador para haceros unos tocamientos mientras cambiáis impresiones... cojonudo!!! pero dejar de tocarme el timbre con esos aires de señor feudal, porque puedo contenerme solo durante un tiempo limitado (y que no suene a amenaza).

Muchas gracias.

Atentamente,
La presidenta (no doña milagritos).


P.D. Os recuerdo que soy esa misma vecina a la que le pusísteis un cartelón en el carrito de mi hijo (cuando era bebé) que decía "Este portal, no es un aparcamiento. Retira el carro."
A mi no se me olvida, así que... mejor no tentemos a la suerte.

17 comentarios:

Rose dijo...

Punto nº 1 y super importante...hace tres entradas que NO puedo comentar en este mi querido blog tuyo.
(Lo digo por si has pasado lista y no me has visto;)
Punto nº 2...me encanta la peli-lo sabes?¿?-
Punto nº 3.Dejémonos de buenos modales.A LA YUGULAR tía,que les den que son unos gambas de primera...podemos formar un club de la "Comunidad Maldita" y si no,mira,lo tienes más fácil,ya lo decía el señor Anser :"Va-ya-sé,señora Coja...."
Un superabrazo y toooa mi solidaridad ;)

ana dijo...

Jajajaja Gemma, te leo desde hace tiempo, te encontré siguiendo un enlace desde el blog de mamá reciente (que por cierto, está missing...)
Mi consejo es que dimitas, que les den por saco. Que se ocupe el santo señor de la comunidad si tanto le interesa, y que te deje a tí tranquila. Y por un cartelón en la puerta de tu casa que diga: ESTO ES UN HOGAR,NO UNA OFICINA DE RECLAMACIONES.

Merce dijo...

Te entiendo perfectamente: acabo de ser la presidenta y también tengo de "esos" vecinos tan especiales.

Lo de la silla del niño me parece fatal, yo también se la guardaría ...

Cuando, a veces, me encontraba con la vecina la ayudaba a subir las bolsas de la compra por la escalera y con el tiempo me vi como tú con la niña, la bolsa de la niña, las de la compra y nadie me echaba un cable.
No sé si es por ser joven o viejo, o por educación, pero si yo veo a alguien así, le ayudo.

Besos y paciencia, Merce

Ciudadana Coja dijo...

Bienvenida Ana. ¡Qué buena idea lo del cartel! a mi no se me había ocurrido, pero prometo planteármelo muy seriamente :D
Merce, igual que tú yo creo que no es cuestión de ser joven o mayor, se trata de tener buena educación... ¿Verdad? Gracias a que "este mi mandato" expira en un mes y medio... y no creas, que esto y meditando ser la próxima vecina petarda del edificio (a ver a quién le toca ser el presidente)

lobo dijo...

Huy esos maravillosos vecinosssss. Esos que sóooooolo tienen derechos y ninguna obligación. Maravilla de la evolución de la especie humana, jajaja. Amos que si Darwin levantara la cabeza se hubiera dedicado a la geología.

Sólo te puedo decir que paciencia, y que espero que el año de President termine en un poco más de un més.

Ánimo y recuerda que para los tuyo siempre serás la mejor presidenta del mundo mundial!

Un saludo

Ciudadana Coja dijo...

XDDDDD, Lobo ¡qué gracia lo de Darwin!!!
Oye, ¿cómo lo llevas? algún contacto más con Dios (pq Darwin fue el que estudió la evolución, pero tú tienes en tu agenda a quien nos hizo)
Se te echa de menos ;)
Qué tal tu criaturita?
Y tu señora loba? y no, no me refiero a Shakira, jeje.

Jorge dijo...

La primera vez que me paso por este blog, y me encuentro con un monólogo interior que... me ha dejado "acojo...piiiiip". Muy buena esa carta autodirigida contra las supuestas provocativas intenciones de tus acechores de la tercera edad... jejej!!

Te añado a mi lista de blogs, si me permites!

Un saludín!

Sunny dijo...

Es lo que tiene vivir en una COMUNIDAD, de esos vecinos los hay en todas, y a veces por pares!!!, jejeje

Esto te motivará más para buscar esa casita en el campo en la que si se funde la bombilla, es tuya, y si quieres la cambias... o no :)

Besinos

Ciudadana Coja dijo...

Hola Jorge, bienvenido! qué buen día blogero ;) Me encanta recibir gente que de su punto de vista a estos mis aconteceres diarios :)Te permito, te permito por supuesto.
Pues sí Sunny, cada día me levanto pensando en el gallo que me despierte (aunque sea a las 3 de la mañana) y tener esa casa en el campo que en vez de ir con bombillas, va a ir co velas...

Chelo Jiménez dijo...

Qué fuerte, qué fuerte, con la postdata me he quedado helada, sin aliento, de piedra, patidifusa... La gente está bochornosamente mal educada, encima con coñas... Y es que además me solidarizo contigo mucho más porque hasta hace un par de años yo vivía en un 3º sin ascensor, con lo que me tiré dos años subiendo por las escaleras el carro de mi hija, carro para arriba, carro para abajo, porque a mis ex-vecinos tampoco les parecía bien que dejara el carro en el portal (panda de desgraciados) no se los tuyos, los míos lo hacían por joder, por protestar de algo...

nada, que me has tocado un tema sensible... beso!

Ana dijo...

Bravo, bravo y bravo!!!! Eres mi nuevo ídolo en lo que al tema vecinal se refiere... Yo he pasado por todo tipo de situaciones en este sentido... cuando me compré el piso, con la llave me llegó la presidencia y me quería morir... me solidarizo totalmente contigo porque he sufrido en mis propias carnes todo lo que cuentas y goteras, inundaciones, ITE... y todo durante "mi mandato"... Si fuera ahora, te plagiaría la carta y la colgaría en el portal...

Siento el rollo que he metido, pero es que me has tomado un temita que me sigue levantando ampollas

lobo dijo...

por el momento seguimos esperando a ver si el pekeñokarateka se decide a salir de una vez. Por el momento ha bajado hasta el portal (susease la barriga ha bajado). Ahora sólo queda que sepa donde está la puerta, jajaja.

Superwoman dijo...

Joer lo mejor de Alemania es que todo está regulado hasta el milímetro, incluido lo del carrito... lo peor, que te lo recuerdan a cada momento con aire de suficiencia. Pero al menos sabes a qué atenerte.
Estoy con Rose. En el fondo creo que eres demasiado buenaza, la gente conmigo no se atreve porque doy impresión de borde (se me ha pegado de los alemanes).

Un supersaludo

Ciudadana Coja dijo...

Chelo, ¿tercero sin ascensor??? Nooooo, la historia se repite!!! a ver si fui yo la que te compré la casa... jejeej.
Bueno Ana, no te preocupes, no has contado ningún rollo, lo mejor para calmar mis ánimos, saber que mi caso no es único ;)
SW, sí hija, sí, Spain is diferent! y aquí cada uno pone y quita las normas a su antojo y olé.
Ánimo entonces Lobo, que encontrar la puerta, la encuentra.

Los Arqueros dijo...

Adiós contención amiga. Con los vecinos a veces es cuestión de demostrar quien mea más alto en la farola. O el año se hará muy laaargoooo

LUCIA-M dijo...

Uff esto de la comunidad mala solución. y vecinos así peor los pobres tienen pocas diversiones y mucho tiempo libre...
Paciencia guapa!
Besos.

Nines dijo...

Este post es muy grande, my friend. ¿Cómo no sentirse identificada contigo? Los míos trabajan de noche y cuando llegan a eso de las 7 de la mañana o antes se ponen a discutir en plan salvaje. Protesté y amenazaron con dejarnos sin piernas. Pero tuve a Julia y me vengué. A la mínima llorera, al cuarto pegado a su casa para que se despertaran de la resaca. Las venganzas son maravillosas en temas vecinales. Viva el cuchillo jamonero jajaja. Besos