lunes, 9 de noviembre de 2009

Por fin en casa...

Domingo por la mañana...
-"Mira"- me dice mi señor ciudadano señalándome el periódico- "El Dr. Estivill dice aquí que la habitación ideal para dormir es aquélla que prescinde de T.V, aparatos de radio, libros y otras cosas que entretengan nuestra atención del sueño, que sea silenciosa y tenga una temperatura entre los 17 y los 22ºC"
Me volví con la cara desencajada hacia él.

- "JA!!!! la habitación ideal, claro, no te jode, que venga el Dr. Estivill a casa. Qué fácil es decir "habitación ideal", seguro que él tiene una casa con una biblioteca, una sala para audiovisuales, un salón sin televisión y con chimenea, las paredes insonorizadas y con aislantes térmicos y habitaciones con sus perfectas camas dobles con las cortinitas a juego. Pero resulta que tú y yo, no vivimos precisamente en la casa ideal. Las ventanas dejan pasar el frío en invierno y el calor en verano, los vecinos son parte de nuestra convivencia, me entero de cuando mean y cuando discuten, hasta de cuando me ponen a parir... Oigo pasar los autobuses cada 3 minutos y el camión de la basura parece que entra en casa a recoger directamente la basura de su cubo!!! Y yo me considero afortunada, que encima tengo habitación para el peque y una sala que hace las veces de despacho, biblioteca, tendedero y "planchadero" y otra habitación para nosotros, pero que le digan eso de la habitación ideal a los que tienen un puñao de hijos y tengan que dormir unos encima de otros.... ay ay ay, que no puedo con la vida!"
De verdad que hay gente para todo, qué fácil es aconsejar cuando se tiene pasta y qué facil es caer en lo absurdo cuando uno se cree una eminencia.
...
Pero me quedé con el runrún, no creáis.
A veces me entran los calores mesetarios, subiendo las escaleras hacia el piso tercero sin ascensor, con la compra colgada a ambos lados, con los brazos colgando más aún y en medio del resuello propio del agotamiento pienso que aquéllo no es vida. De verdad que no.
¿Por qué narices me habré yo hipotecado en un piso así? ¿POR QUÉ? En pleno centro de un bloque antiguo, de pasillos estrechos y con vistas al vecino de enfrente...
¿¿¿Cómo es posible que ese pisito tan cuco que decidimos comprar hace cinco años, tan romántico, tan cascarita de nuez para vivir nuestro amor en plenitud se haya convertido en esas cuatro paredes llenas de vecinos al otro lado????
¿Por qué? ¿Por qué estoy en esta ciudad si yo siempre quise vivir en el campo o en un pueblo con aires reales de pueblo? Quiero una casa para dormir a pata suelta con las condiciones que cuenta el Dr. Estivill!!!! Buahhhhhh, sin ruidos, sin golpes de frío, sin veranos insoportables con las ventanas cerradas por no oir a los coches pasando cada medio segundo, sin escaleras que te quiten el aliento y con vistas al
campo oye, al campo con los bichos del campo y no con las cucarachas de la ciudad. Quiero tener cerditos enfangados en su pocilga, beber leche de la teta de la vaca, arrancar los matojos de mi huerta y que los gorgojeos de las golondrinas me despierten por la mañanaAAAAAA!!!


12 comentarios:

Sunny dijo...

Mira que estás hoy positiva ¿eh?, no,no, si yo te entiendo, pero ya verás que cuando llegue el nuevo día verás todo de diferente color ;) (ésto ha sonado a canción)

Anímate, mi querida, que seguro que no es para tanto. Yo sólo oigo cantar a mi vecino (que está como una regadera)a voz en grito "María de la O", pero seguro que me oyen más mis vecinos a mí...

Besinos

Ciudadana Coja dijo...

Jajaja. Casi me quedo con tu vecino Sunny... que los míos se insultan tabique por medio.
Gracias por tus ánimos...
Aunque seguiré buscando esa casita en el campo :)

lobo dijo...

Hola.

Me atrevo a darte un consejo. Mira bien esa casa de campo, que es posible que salga "rana". Me explico:
Mis padres tienen una casa de campo, mejor dicho, de pueblo. Y las pegas que le veo son:
- El conjunto de animales que se encuentran en los alrededores (gallos, perros, gatos, moscas del tamaño de un buldozer, etc) Suelen tener la costumbre de no dejarte pegar ojo en todo el día. Por la noche, los perros ladrando o los gatos, que parcee que alguen se dedique a pisarles el rabo todas las noches. Cuando por fín consigues dormir, empiezan los gallos. Yo no sé por qué la gente tiene la idea que el gallo sólo canta cuando sale el sol. ¡Pues no! El p.... gallo canta toooooda la mañana y te puedes considerar muy afortunado si no hay otro gallo por los alrededores, porque ten la seguridad que se va a unir a la fiesta (ya tienes kakareos en estéreo). Para cuando llega la siesta, que parece que los animalikos se han callado, le toca el turno a las moscas (que ahora entiendo por qué las llaman "cojoneras"). y así un día y otro.
Y cuando consigues una noche sin ruidos, resulta que tampoco te puedes dormir porque hay demasiado silencio Arrrrrrrrgggggggggggg!!!!

Bueno, esa es mi experiencia (y os juro que no me gustan nada las grandes ciudades). Así que la casa de campo que te compres; sin animales o en su defecto mejor que sean mudos. jejeje

Un saludo

Sunny dijo...

A todo se acostumbra uno, pero te digo que también hay sitios maravillosos en los que te despierta por la mañana el correr del agua del riachuelo y los "tolón,tolón" de las vaquinas en la distancia...

Besinos

Ciudadana Coja dijo...

Qué recuerdos. Tengo la suerte de haber pasado veranos estupendos en mi infancia, en la finca, sin ruidos de coches, con los cantos de los gallos (sí a todas horas), el ladrido de los perros... y también las moscas (je je papá lobo, también eran de las cojoneras). Pero ese ruido es distinto, la verdad y lo prefiero mil veces al ruido de la ciudad. De todos modos, también te digo que vivir DEL campo es muy duro y sé que no es tan relajante como los que vamos a él en busca de paz.
Saludos a los dos :)

lobo dijo...

Si en el fondo creo que es mucho mejor vivir en el campo o en una ciudad pequeña, que en el centro de una ciudad como Madrid o Barcelona.
Toy pensando en montar una granja de gallos mudos, jajaja

Saludos

Ciudadana Coja dijo...

Sobre todo el campo debe ser ideal para un lobo ¿no? ;)

Sunny dijo...

Lobo yo sé dónde hay algún que otro gallo para tu granja.. jajaja
NO!!!! DIOS MÍO!!! TE LOS COMERÁS??

LUCIA-M dijo...

Jeejejejjej estoy con Lobo me encanto su comentario porque me suena tanto eso… Este verano estuve en una casa de campo en Cádiz, con todo eso que cuenta lobo y dios!!!!
que descanso volver a Madrid ,pero tu tranquila niña que llegara esa casa. Me encanto tu frescura como explica tu enfado ánimos .
Besos guapa!

Superwoman dijo...

Es lo que tenemos los experimentales, Cojita mía, que les jod... rápido sus teorías a los teóricos... La realidad es "asín" de tozuda.
Un supersaludo

lobo dijo...

No veas lo que descansa mi mujer cuando volvemos a Madrid después de visitar a mis padres, jajaja. Está claro que ella es de playa.

Anónimo dijo...

Hola guapa. Sí, la hipoteca es una estafa del capitalismo, está claro. Mientras tanto, sigue leyendo periódicos, nos hace falta gente como tú para que los plumillas sigamos cobrando jaja. Y no hagas caso a Estivil... que es un cantamañanas (o singermorning, como prefieras). Besos y más besos. Nines