lunes, 1 de febrero de 2010

POMPAS DE JABÓN

Hace tiempo, escribía aquí sobre la habitación de mi hijo.
A pesar de los esfuerzos por mantener el número de juguetes y cachibaches a raya, es difícil controlarlo.
La verdad es el peque se entretiene con todo, aunque insisto y mantengo que el mejor juguete para él o al menos más entretenido somos nosotros... y no es por amor de madre, es la verdad.
Ayer hicimos una criba importante en su habitación y parece que no le ha afectado mucho. En realidad, hay muchas cosas con las que ya no juega pq se le han quedado "pequeñas" y entiende que si están casi nuevas pueden ser reutilizadas por otros niños, así que encantado.
Eso sí, los "pomperos" se han quedado donde estaban, y es que, a sus cuatro años, sigue disfrutando del placer de perseguir las pompas de jabón por la calle.
El sábado, sin ir más lejos, nos convertimos en expertos cazadores de pompas y cómo no, algún viandante tanto adulto como joven, se vió tentado a correr detrás de alguna.

3 comentarios:

Rose dijo...

Lo más sencillo es lo que más les gusta.Me preocupa el hecho de que no valoren nada lo material...tiene tantos jnuguetes...Yo trato de evitar que le compren por comprar,pero me resulta imposible,todo son cachibaches,aunque tb hago limpieza para regalar después de la avalancha de reyes y demás
Muá!!

lobo dijo...

Yo siempre he sido de la idea que el mejor juguete cuando eres pequeño es aquel que tu deseas que sea un juguete. Es decir, que a veces es más divertido la caja donde viene el juguete, que el juguete en si. ¿Alguien ha robado a llevarle una caja gigante, de esas donde vienen los frigoríficos? jajaja.

No quiero ni pensar cuando se haga un poco mayor y empiezen los reyes, cumpleaños, etc. Creo que voy a desempolvar el tetris para ir entrenando.

Sunny dijo...

Es cierto que tienen demasiado y, por lo menos al mío, no le da ni tiempo a jugar con todo. Pero en casa siempre hemos hecho lo mismo, juguetes que están bien, se llevan al cole para que sean aprovechados.
(En infantil les van bien hasta los juguetitos del Burguer).

Besinos