martes, 3 de agosto de 2010

Me preguntas qué deseo ...

Y tú me preguntas qué quiero
y sin palabras
pronuncio tu nombre.
Mientras te hablo
te imagino desnuda
saboreando tu piel de terciopelo.
Y tú que tomas mis manos
miras en mi mirada,
te acercas a mi
esperando que cuente
lo que pienso.
Y tú que deseas, que ansías,
desanudar el dolor de mi cuerpo.
Tú,
pides que me abra
que te deje ver qué sombra
oscurece mi alma.
Y eres tú misma
que tengo todo
y no tengo nada.
Tú que perteneces al mundo
tú que perteneces al viento
tú que con tu vientre
arropas otro cuerpo
y no el mío.
Tú, fuente de inspiración,
me mantienes sediento.
Y quisiera no amarte,
Quisiera no quererte.
Quisiera embeberme
del placer al tocarte.
Quisiera aspirar tu aroma
sin tapujos,
quisiera entregarme,
quisiera no desearte,
quisiera enredarme en tu cabello,
quisiera acurrucarme en tu seno,
quisiera no soñarte
quisiera despertarme a tu lado
y no tener miedo.
Y tú,
tú me preguntas...

3 comentarios:

Sunny dijo...

Como me ha gustado esto "desanudar el dolor de mi cuerpo"
¿puedo guardármela? es que a menudo necesitaría hacerlo...
Besinos.

Ciudadana Coja dijo...

ay!! pues claro :D
Pero espero que no tengas que usarlo mucho :)

Melisa dijo...

precioso, de lo mejor que has escrito :)