miércoles, 11 de febrero de 2009

HOY

Te escribo por no mirarte a los ojos y decirte...
Decirte que pongo en tus manos mi derrota.
La derrota por no ser quién tú quieres.
Te cuento desde las líneas de mis manos...
Manos que te pretenden,
que pretenden buscar y enlazarse a tu cintura.
Deletreo mis palabras para encontrar el error en ellas,
palabras que no te llegan ni comprendes.
Ataco para hacer desaparecer el dolor de mi conciencia.
Lucho para no sentir tanto daño ante tu opaca mirada.
Argumento sinrazones porque la razón ya no comprende.
Siéntate a mi lado y deja de oirme para escucharme.
Acerquemos el alma,
sin prejuicios, sin consejos, sin pasado de por medio...
Sin heridas abiertas que dejen espacio a las afiladas lenguas.
Hoy te escribo, pero no te hablo.
Hoy te escribo, pero no te llamo.
Hoy te escribo sin pensar en el mañana.

5 comentarios:

Superwoman dijo...

Bonito, pero triste...

Un supersaludo

gemma.a dijo...

Sw, he preferido escribirlo poéticamente antes de despotricar contra mi medio limón. Hoy estoy realmente enfadada y creo que después no me alegraría de haber sido tan impulsiva a la hora de describir mi enfado en el blog...
La poesía siempre embellece los sentimientos, hasta los más "cojo..."

Melisa dijo...

Una estupenda válvula de escape, estoy de acuerdo.

LUCIA-M dijo...

Uff.
Hoy ya se te abra pasado
Me encanta como lo describes
Pero lo que más me gusta
Es que lo ama y él también
Sólo son días y pequeñas cosas
Un besazo.

gemma.a dijo...

Hola Lucía! que tal el trabajo?
Pues tienes razón, hoy ya se me ha pasado. Ya ves, al final siempre conseguimos acercar el alma.
Un besazo guapa.