miércoles, 18 de marzo de 2009

O MORIR EN EL INTENTO



Me cuesta llevar al peque al médico a la primera de cambio. Así que el pooooobre ha estado dos días con dolor de tripa y sin ningún síntoma externo, salvo por sus verbalizaciones de dolor, no había fiebre, ni vómito, ni nada de nada...Ha aguantado el tirón como ha podido, es decir encontrándose mejor por las mañanas y en vela por las noches. Así que hemos estado de imaginarias durante todo ese tiempo. En estas circunstancias a mi me da por pensar y por intentar aprender del momento.

Evidentemente, lo primero que me daba por pensar a primerita hora de la mañana al tener que ir a trabajar es en que me tragase la cama. Pero, mamá ya ha crecido y tiene que afrotar las consecuencias de la madurez. Así que, haciendo de tripas corazón e intentado hacer que mi vida no sufriese ningún parón por esta circunstancia.


Después del segundo día sin dormir, la cosa es aún peor, una entra como en una especie de mundo paralelo donde te ves desde fuera y donde ejecutas las tareas una a una, pero bajo la fluorescencia de la visión túnel que no te permite otra cosa salvo hacer y no parar y no pensar.


Lo que aprendo de estas situaciones es a ser cada vez más paciente y a controlar mis instintos de serial killer. Y es que desde que soy mami, trabajadora en casa y fuera de ella, no me queda otra que superarme a mi misma día tras día.

7 comentarios:

Galina dijo...

Y si llega el caso y asesinas, que sea al vecino molesto :) Luego a huir.

Melisa dijo...

¿Ya está bien Danielete? Pobre...

(Ya ves que su dolor de tripa me conmueve más que tu insomnio :-P)

Yo también soy de las que aguantan antes de ir al pediatra. Y no me gusta un pelo abusar de los fármacos.

gemma.a dijo...

Jajaja! Galina, pues tú dame ideas que después de estos días de insomnio, estoy a punto de entrar en un estado de enajenación mental "transitoria". Además, tengo un vecino que tú no veas, la de ganas que le tengo, un día me agencio el cuchillo jamonero y me hago unas rodajitas con él...
Ya veo Mel, ya veo, si al final no hay alma que se apiade de mi... pero te entiendo, son las hormonas, son las hormonas que te andan revolucionadas... ;D (dime que es eso)

Superwoman dijo...

Es lo unico que no echo de menos de cuando trabajaba y lo que mas me aterra si vuelvo a trabajar...
Que os mejoreis los dos
Un supersaludo

Cris dijo...

Pues es lo de las mujeres que trabajan y además trabajan un porrón de horas, luego la casa y atender a los ninyos lo mejor posible. Eso las mujeres occidentales nos lo hemos buscado solitas con lo de que hay que tener carrera y bla bla bla. Cuando lo normal sería estar tres o cuatro anyos dedicadas más a los ninyos. Y no digo estar en casa (bueno eso es voluntario) pero por ejemplo deberían existir muchos más trabajos de media jornada, tipo cinco o seis horas al día. En EEUU parece que es cada vez más frecuente que dos mujeres compartan un trabajo, es decir, que una vaya por las mananas y otra por las tardes. Eso te ayudaría con la necesidad de "salir de casa" pero a la vez tener un ritmo más pausado. Y si alguien quiere quedarse en casa pues debería tambíen estar en todo su derecho sin que la gente se tire a la yugular diciendo que eres una birria de mujer por no ir a trabajar. Es una pena, a que si? Pero nuestra vida gira entorno a dos salarios y no hay muchas opciones. En Dinamarca los impuestos están tan sumamente personificados que si la mujer se queda en casa el hombre pagaría muchos menos impuestos y eso daría un respiro a la economía familiar. Pero aún así en nuestro mundos vivimos a un ritmo que no es posible con un sueldo... Te entiendo perefectamente Ciudadana Coja. Y sabes también lo que pasa? Yo sigo con mi rollo, hehe, que cuando una duerme mal muchas veces se nota más mentalmente que físicamente. A veces no sientes tanto suenyo pero si que sientes como que te traga una nube gris. Yo que llevo 13 meses sin dormir en condiciones muchos días me pongo a llorar y no se por qué, y poco a poco me doy cuenta que es la nube gris del suenyo porque los días que duermo mejor llega una nube con más tonos rosas :-) Tienes también toda la razón que no hace falta ir corriendo al pediatra porque muchas veces se les pasa tan rapido que cuando llegas a la consulta están como una rosa... Todo el apoyo desde aquí con un abrazo muy fuerte! La portadora de esa mirada tan espectacular tiene que ser feliz!!!!

gemma.a dijo...

Cris, me he acordado de ti en estos días... Llevo desde esta entrada de blog, sin saber qué es dormir la noche del tirón. Jamás me había pasado algo así, el peque siempre durmió bien. Yo me pregunto cómo aguantarás tú... la verdad, es duro aunq cierto es que al final te da todo un poco igual, funcionas y punto ¿no?
Besiños.

Cris dijo...

Yo funciono a ratos y ya te digo, que a veces en vez de notarlo físicamente lo noto emocionalmente. Te dan rabietas o te dan bajones y poco a poco entiendo que es por no dormir en condiciones porque los días que he dormido bien estaba mucho más estable emocionalmente... Yo ya me digo a mi misma para animarme que seguramente antes de que Felix haga la comunión seguramente ya duerme del tirón unas cuantas hora y con eso me consuelo a mi misma jajajaja!