martes, 24 de marzo de 2009

REPRIMIENDO INSTINTOS ASESINOS


Últimamente tengo sueños escrabosos, con armas de por medio, tiroteos, cuchillos cortando carne, seres humanos muertos. Me despierto sobresaltada.

En psicología se habla de homeostasis, un estado fisiológico de equilibrio. De modo que cuando se produce un desequilibrio, el organismo hará lo imposible por mantener la constancia de su ambiente interno. Muchos psicólogos han tratado de aplicar el concepto de homeostasis al aspecto social de la motivación, y aunque no existe un acuerdo total, hay gran cantidad de pruebas que sugieren la existencia de proceso de equilibración de la conducta, por tanto de las motivaciones psicosociales.

Aplicando esta teoría de la homeostasis a mi vida (que aprendí y se me quedó grabada a fuego en la carrera de psicología), lo que se puede deducir es que durante el sueño libero aquéllo que reprimo en mi estado de vigilia, de esta forma mantengo el equilibrio. Y para averiguar qué ha pasado en mi realidad para que durante el sueño tenga que exteriorizarlo, he hecho una pequeña evaluación de estos últimos días.

Lo que recuerdo como más reciente y como situación en la que me he reprimido, fué hace unos días, cuando llevé al peque a urgencias, después de varias semanas esperando a que su naturaleza actuase y se recuperase por propia iniciativa, decidimos no esperar más y llevarle al hospital. Era domingo y mi hijo estaba realmente asfixiado, tenía una especie de crisis asmática y le habían salido ronchas por todo el cuerpo, llevaba así desde la noche anterior, al llegar allí, habían remitido todos los síntomas y su médico, tras dos segundos de auscultación dijo que no podía recetarle nada, que el nene estaba bien, que respiraba perfectamente y que lo más que nos podía recomendar para su piel era "hidratarle mucho". En ese momento entendí, no podía hacer nada, pero cuando salimos del hospital y en el camino mi hijo se puso otra vez mal, fatal... quise estrangular al médico que le atendió en tres segundos y no indagó más en nuestra exposición de los hechos. Sin embargo, tragué ese puro deseo de matar a todos cuantos ejercen mal su profesión y me fui a casa con la paciencia restaurándose en mi interior.

La segunda situación se me presentó al leer la entrada de un blog que SW nos animó a leer, y es la historia de Miquel, un pescador, que dejo enlazada aquí. Cuando las injusticias me pueden, me pongo furiosa, pero lejos de desahogarme, intento tranquilizarme, racionalizarlo todo y a otra cosa mariposa.

La última fue una situación entre mi padre y mi pareja, sin entrar en más detalles, el hecho es que yo estaba justo en medio de ambos, y entendiendo la postura de los dos, ambos me pedían decantarme hacia uno u otro. Finalmente, me enfadé con los dos, que es lo que suele pasarme cuando estoy en medio de un asunto que además ni me va ni me viene.

Y así, traga que te traga, respiración tras respiración, pausa, relajación... mi inconsciente ha dicho basta y ha necesitado un escape a través de los sueños. Y estos sueños se han traducido en lo que realmente me apetece hacer en situaciones extremas donde me siento frustrada, y no me refiero a matar a todo el que se me ponga por medio, pero si en meterle un buen tirón de orejas...

No es bueno tanto autocontrol, lo sé, pero afortunadamente y en mis actuales pocas horas de sueño mi cerebro sabe hacer un buen trabajo y me desahogo, ¡vaya que me desahogo!

8 comentarios:

Melisa dijo...

¿Entonces Danielete sigue pachucho? :(

Respecto a todo lo demás, tal vez lo que necesitas es sacar la motosierra en la vida real en lugar de en sueños. Metafóricamente hablando claro.

gemma.a dijo...

Sí, Daniel sigue renqueando. Y yo resistiéndome a la idea de llevarle al pediatra... porque quiero confiar en su naturaleza fuerte... pero de hoy no pasa que si sale mal del cole, le llevo ¿seré cruel?
No te creas, no, que estoy empezando a plantearme sacarle brillo a la motosierra...
;D metafóricamente hablando claro, claro...

Superwoman dijo...

Llevale al pediatra, quédate tranquila y no sueñes demasiado con cuchillos... mis sueños últimamente son raros como bichos verdes...
Un supersaludo

Cris dijo...

Pues todo es parte de la vida, de esta vida en la que todos tenemos que pasar por alguna cosa... Asique todo lo demás que no te afecte y si hay algo que tienes que poner todas tus fuerzas es en tu hijo. Pues algo raro le pasa porque son ya muchos días, no? El crío es fuerte pero se ve que hay algo que está pudiendo más que el. Apunta bien todos los síntomas y los días que han pasado y llévale a ver qué te dicen. Un saludo!

LUCIA-M dijo...

Te entiendo muy bien
Tanto autocontrol
A veces….
En fin lo del crió te entiendo
Yo con los gemelos a sus 6 años
Paso mucho tiempo de medico son asmáticos
Así que se de noches de guardia.
Un beso.
Y que no sea nada lo del peque.

Rose dijo...

Mi niña,apúntate al gimnasio, vete a nadar,a patear la sierra.... o sal un sábado a cojerte el pedo del siglo pero con urgencia....!!!!no te quiero ver en la página de sucesos!!!!
Besooooossss

Rose dijo...

Y lo del nene,traaaanqui.La mia no sale de uno pa meterse en otro (catarro,otitis,mocos...en fin)Ya sabes..
muchas vitaminas y amor del bueno,que de eso seguro va sobrao con esa super mami!!!

Galina dijo...

Que relax. :)
Primero una explicación perfecta con el auditorio desconcertado y cuando todos creen que va a ser un charla sobre psicología, ¡paf!, la matanza de Texas :)