domingo, 6 de diciembre de 2009

VUELVE A CASA POR NAVIDAD

Las Navidades ¡esas santísimas fiestas! cada vez me gustan menos y cada vez me gustan más. Sé que esta expresión no tiene mucho sentido, pero es la pura verdad.
¿Por qué cada vez me gustan menos?
Pues porque cada vez soy más consciente de cómo nos embaucan los Centros Comerciales en estas fechas para que nos sintamos mejor si compramos mucho de todo: mucha comida, muchos regalos, muchos adornos.
Porque no me gusta ver árboles de Navidad , luces de colores, turrón y polvorones desde finales de Octubre.
Porque ya no tengo esas vacaciones de Navidad que duraban desde el 22 de diciembre hasta 7 de enero.
Porque ahora tengo que organizarme las fiestas en función de la familia y si pasas el 24 de diciembre con una, por narices tienes que pasar el 31 de diciembre con otra.
Porque por mucho que miro, no veo el espíritu navideño por ningún lado.
Porque me acuerdo mucho de los que ya no están con nosotros.
Porque no me gusta que tengamos que aparentar "buenas intenciones" en estas fechas y olvidarlas el resto del año.
Porque soy consciente de la opulencia en las casas de quienes pueden comprar y comprar en esta época del año y de la pobreza que sufren otros durante el resto de los meses.

¿Por qué sí me gustan?
Porque me encanta decorar el árbol de Navidad con mi hijo en este puente de "La Inmaculada".
Porque me encanta ayudarle a dejar un bol de agua, galletas y tres vasos de leche la Noche de Reyes.
Porque adoro ver su cara de asombro cuando ve las migas de galleta y los vasos de leche vacíos.
Porque me encanta ver sus ojos brillando y su cara de sorpresa cuando ve la carta que le han dejado los Reyes en agradecimiento a las galletas y la leche.
Las Navidades me encantan desde que hay un pequeñajo por la casa con cara de sorpresa por cada cosa que sucede y porque tengo unos días de fiesta para poder estar más tiempo con él.
Porque en el fondo me sigue enterneciendo ver el anuncio de "Vuelve a casa por Navidad" y alguna lagrimilla que otra se me escapa.
Porque me encanta el olor a leña cuando voy a la finca de mis abuelos. Porque me encanta el frío del invierno en buena compañía.

Y a ti, ¿te gustan las Navidades?

10 comentarios:

Rose dijo...

Este post podría haberlo escrito yo misma,siento exactamente lo mismo que tú...pero en mi caso,con enana...y si,ayer ya pusimos el arbolito,con belén y todo-ahora mismo está jugando con la holy family como si fueran los clicks..je,je ;)
la navidad es para los niños.

Jorge dijo...

Nosotros aun no hemos puesto el árbol de Navidad ni el Belén. En realidad, aun es prontísimo, y te doy toda la razón: llevan poniendo anuncios de juguetes desde principios de noviembre.
Yo no estoy en la misma posición que tú, ya que yo aun estoy en la fase de "hijo que aun vive con sus padres". Soy más mayorcito que tu hijo, eso sí jejeje.
Desde mi punto de vista, podría decir también que me encanta la Navidad por esos más de quince días de fiesta. Sin embargo, sería mentira, dado que los estudiantes estamos de exámenes.

Quizás, lo que más me alegra de la Navidad, lo que más me enternece, es el recuerdo. El recuerdo que aportan los viejos billancicos; el recuerdo que te entra por la nariz en forma de olor a hoguera; el recuerdo de esas dos únicas mañanas (25 de diciembre y/o 6 de enero) en que a los niños les ilusiona madrugar.

Por supuesto, las Navidades me gustan por muchas otras cosas, pero a pesar de ello, lo que me hace feliz de estas fiestas es el sentirme aun un poco niño. ¿A caso eso no es entrañable?

Un saludo!

Sunny dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Recuerdo als navidades de pequeña y me encantaban, pero no sé lo que ha pasado que ahora ya no es lo mismo, además les he preguntado a los críos si decorábamos la casa y no les da m´s, con lo cual seguramente no tengamos este año ni belén, ni árbol. Me da un poco de pena perder estas tradiciones, pero nos hacen perder la ilusión con tanto consumismo.

lobo dijo...

Pues a mi me encanta la navidad, las luces, el frío (reconozco que me encuentro mucho mejor a -5ºC que a 37ºC). Me gusta ver que aunque sea por unos pocos días todo parace que va mejor.
Es cierto que hay un bombardeo excesivo de compra, compra, compra. Que parce que no serás feliz si en tu mesa no hay pavo o cordero con 10 botellas de cava y tropecientos turrones, sin olvidarse de los regalos.
Esteas navidades serán las primeras con el nuevo miembro en casa y las siento como algo especial, aunque se de sobra que para el peke sólo serán unos dias con más "brazos" de los habituales. A ver quien le aguanta luego cuando termine todo, jajaja.

Un saludo y felices fiestas!

Superwoman dijo...

Sois unas personas sanisimas, a los Reyes yo les he dejado siempre un copazo, pobrecillos, con el estres que tienen ese dia se lo merecen ;).
Por otra parte, digo lo mismo que dije hace dos o tres dias en mi blog: las tradiciones bien hechas, bien parecen. Aqui la Navidad empieza el primer domingo de Adviento y ese es el dia en que se decora la casa, etc, etc. Los supermercados y la tele pretenden adelantar el cotarro, pero de la una nos hemos librado y de los otros no hacemos caso... Y por supuesto, cuanto menos consumista (o consumiendo con sentido), mejor.

Un supersaludo fiebroso (o febril ;))

Chelo dijo...

Hola ciudadana!!

Nosotros pusimos ayer el arbol y demás enseres navideños... luego me tocará a mi recogerlo solita... pese a que hay muchas cosas que no me gustan de la navidad, hay otras muchas que si hacen que estas fechas me agraden y en gran parte son las que has comentado tu: pasar más tiempo con mis hijas, sus caras de sorpresa frente a lo nuevo, el estar más tiempo con la familia... a fin de cuenta soy afortunada y siempre he tenido buenas navidades, no me puedo quejar...

un besote

Isa dijo...

definitivamente, y aunque hay cosas que me siguen gustando de la navidad, tendré que tener niños para volver a disfrutarla del todo...

Aún así,ayer puse un árbol enorme con un montón de bolas y muñecos y me lo pasé como una enana!

Ciudadana Coja dijo...

Jeje Rose, tú y yo podríamos intercambiarnos algunas entradillas eh?
Hola Jorge, ¡di que sí! como en casa de los padres en ningún sitio, sobre todo cuando te cuidan y te tratan como a un rey. Por cierto, ¡suerte en los examenes! nos contarás ¿no?
Sunny, tú ponte a decorar, que al final eso siempre ayuda a recobrar las ganas de tener "esa pequeña ilusión" que nos trae los recuerdos más bonitos de cuando éramos peques!
Jajaja Lobo, este año ya verás, va a ser genial con un cachorro por la casa. Todo se vive diferente!!!
SW, pues somos muy sanos, la verdad. No se me había ocurrido lo de la copichuela... no vendría nada mal, quizá este año cambiemos la tradición jeje. Y lo del Adviento es algo que aquí como que no se explota mucho, recuerdo que en Manchester ya había de esas cajas con chocolatinas dentro que hacían el conteo desde esa fecha!!! por España ya van siendo más comunes este tipo de regalos.
XD Es verdad Chelo, para decorar todo el mundo se apunta, pero para quitarlo... madre mía, a mi a veces me llega casi finales de enero con el árbol puesto. Jajaja!
Bueno Isa, si tienes niños... ¡te aseguro que irás menos de marcha!!! por lo menos los primeros años, ahí sí que contarás las horas que te quedan para que suene el despertador!!! Acuérdate entonces de esta expresión: Noche Toledana.
Besos a todos :*

LUCIA-M dijo...

El lunes pondré el árbol por los gemelos, pero mis navidades este años son más triste que el pasado. De pequeña adoraba la navidad y la fiesta en casa, ahora intentamos hacer lo mismo por los niños inventando sonrisas.
Besos y ¡feliz navidad!

madre reciente dijo...

)