jueves, 11 de diciembre de 2008

TONGO VIAJE PARA DOS PERSONAS

Todo empezó de la mano del ciudadano marido:
En una cafetería a la que va con los compañeros, un tipo se les acercó y les ofreció apuntarse a un sorteo en el que podía tocarles un viaje para cuatro personas: dos adultos y dos niños a elegir: Calpe, Ibiza o Málaga.
A los pocos días, un comercial le llama para decirle que nos ha tocado el viaje, pero que para facilitarnos los cupones regalo, tenemos que asisitir a una reunión informativa donde sin compromiso, nos darán detalles de la cadena hotelera que gestiona todo este tinglado.
A mi, que este tipo de cosas me huelen siempre a fraude, no me apetecía nada la idea de ir a la dichosa reunión: sólo de pensar en estar escuchando a un tipo durante horas intentando venderme algo con calzador... uf!
Bueno, al final me convenció mi hombretón y nos marchamos en busca de viajes gratis...
A las 19.00 estábamos en una sala no muy grande, con varias mesas y en todas ellas un comercial. Algunas de ellas ya estaban ocupadas con gente que había "picado" como nosotros. Nos hicieron sentarnos y se nos presentó nuestro asesor. Estuvo hablando él solito la friolera de 45 minutos, previo cuestionario "nada personal":
¿Nombres?
¿Apellidos?
¿Profesión?
¿Hijos?
¿Cuánto dinero gastáis en las vacaciones?
¿Tiempo de vacaciones disfrutado?
¿Países visitados?
¿Cómo serían vuestras vacaciones de ensueño?
(ni qué decir tiene que no dijimos ni una sola verdad)
ESTO ME SUENA A TOSTÓN...
A mí, después de esto se me fue el santo al cielo.
Después de un rato más con la paciencia a punto de estallar en pedacitos -si no escuché 1000 veces las palabras "sin ningún compromiso por vuestra parte" no escuché nada-, dice muy sutilmente el ciudadano marido:
"Oye, ¿cuánto va a durar ésto? es que yo no pienso comprar nada, ni hacerme socio, ni nada, he venido a que me deis los cupones que nos han tocado"
El comercial, por primera vez en toda la tarde, respira hondo y se queda mudo, tras disipar sus dudas sobre qué responder, explica que nos pondrán un vídeo promocionando sus hoteles. A lo que de nuevo, con la claridad que caracteriza a mi chico, le comenta:
"Pues yo tengo prisa y no puedo ver el vídeo. Dame ya el regalo que tengo que irme".
Punto final. Viene una comercial -mucho más docta en la materia que nuestro asesor- y contoneando las caderas y parpadeando a lo Marilyn Monroe, nos explica OTRA PROMOCIÓN más... TOSTÓN...
Dijimos a todo que NO GRACIAS, NO GRACIAS, NO GRACIAS... y finalmente nos dan los cuponcitos de las narices:
MODO DE EMPLEO DEL CHEQUE REGALO:
Llamar con 30 días de antelación para reservar hotel en destino elegido siempre fuera de temporada alta, vacaciones o vacaciones escolares. Abonar 45,00 € en concepto de reserva que serán reembolsables en el momento que hayamos disfrutado de nuestro paquete vacacional.
PREGUNTA:
¿Quién nos garantiza la devolución del dinero?
RESPUESTA:
Rita la Cantaora
Pues nada, que al final, nos tomamos unas sidras en un sitio muy chulo en Madrid y nos volvimos a casa con la ilusión de que todo hubiese sido real.

2 comentarios:

Melisa dijo...

Y me da a mi que con los tiempos que corren habrá que estar aún más alerta con "regalos" como éstos :)

rose dijo...

En fin hija,estácalor que "regalado" murió hace tiempo.......Y TANTO!!!!


P.S FUCKING TIMES!!!