jueves, 9 de octubre de 2008

OBSESIONES

- ¿Beber agua en una taza de café?- no gracias.
Tengo la pequeña obsesión de utilizar cada utensilio para la función con la que fue ideado, si no, siento que algo no va bien.
Afortunadamente, es algo que sí puedo controlar y efectivamente soy absolutamente permeable. Infinidad de veces he bebido agua en taza de café voluntariamente y no ha conseguido perturbarme anormalmente. Sin embargo, hay personas que no logran esa permeabilidad, que viven absolutamente esclavas de esas limitaciones que le impone su cerebro y que les afecta a su cotidianidad. Hay personas que intentan vivir con su Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) a cuestas, en ocasiones, pueden convivir con su TOC, pero en otras, evidentemente no. El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un problema básicamente de ansiedad caracterizado por no poder controlar ni suprimir pensamientos o temores anormales que se vuelven persistentes, combinado con conductas defensivas y rituales, repetitivas o involuntarias.
Conozco a gente en mi entorno que convive con sus pequeñas y particulares obsesiones, ¿y tú?


6 comentarios:

Melisa dijo...

Uf, tengo mis manías, pero ninguna me domina. Y la verdad es que no sabes cuánto me alegro.

Siempre que oigo hablar de esto, recuerdo a Nicholson. Qué poderoso es el cine!

gemma.a dijo...

Hola Melisa,
Ayer estuve intentando poner un fragmento de la película "Mejor Imposible" que ilustra bastante bien este tema, pero hija! ya ves que la tecnología y yo vamos a acabar fatal.
Besitos y buen día.

Superwoman dijo...

Yo es que, tal y como esta el Superpatio, no me puedo permitir muchas manias... Superman se negaba a comprar vasos de vino en nuestros primeros tiempos juntos porque decia que en una mug se bebe Rioja divinamente y lo de colocar los libros en orden numerico, que era uno de los pocos consuelos que me quedaba, desde que Superboy ha aprendido a lanzarlos desde las estanterias, como que no...
Un supersaludo

gemma.a dijo...

Me he hermanado con la tecnología punta y he conseguido colgar la parte de la película quería.
Absolutamente de acuerdo contigo SpWoman: Las obsesiones de orden y limpieza son absolutamente incompatibles con los niños. A no ser, claro que hereden algo de Spman y les de por dejar sus juguetes por color y orden alfabético (que no creo)
Saludos.

Cris dijo...

Pues no, no conozco a nadie con manías confesables o inconfesables. Bueno yo que cuando hay cosas distintas para comer en un plato las voy separando y comiendo y lo que más me guste lo dejo para el final. Mi santo no lo entiende y dice que lo más rico hay que comerlo y no "guardarlo". No se, manías de una :-)

Melisa dijo...

Gemma, veo el vídeo perfectamente. Y ahora el blog está estupendo. Se lee divinamente.

SW, explícame cómo se colocan los libros por orden numérico, que no caigo. ¿Según los compraste?

Cris, yo hago lo mismo :)